La punción seca es una técnica invasiva aplicada mediante agujas, que se aplica en el tratamiento de los los puntos gatillo miofasciales (PGM). Los PGM son puntos de acortamiento que se producen en musculos, tendones y ligamentos y provocan dolor y disfunción en el aprato locomotor.
Mediante las agujas de punción seca el terapeuta rompe los PGM para conseguir una reducción rápida del dolor y la disfunción y devolver la funcionalidad al cuerpo.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted